viernes, 12 de junio de 2009

Certificado de autenticidad

Me fascinan las personas que se atreven a mostrarse tal y como son, con sus defectos y sus virtudes. Que manifiestan su carácter, sus deseos, sus proyectos y también sus fragilidades. Que se gustan a sí mismas y están contentas con lo que son. Que deciden, que transmiten sin imponerse a los demás y sin ser agresivas.
Que han aprendido a aceptarse y sobre todo a arriesgarse a ser como son, sin máscaras, sin artificios con todas sus imperfecciones.
Son personas singulares, personas libres, personas auténticas.

2 comentarios:

José M dijo...

Coincido con tu opinión.

José Amorós dijo...

Muy bien Sue, ya veo que vuelves a ser tú misma.

saludos.