lunes, 2 de mayo de 2011

No pudo faltar más suerte.

Aunque éste es el pensamiento que me asalta cada vez que recuerdo aquel momento, sigue siendo un pensamiento positivo teniendo en cuenta lo desastroso de la situación. Ahora las cosas ya están hechas y la decisión tomada y a lo hecho pecho.

4 comentarios:

José Amorós dijo...

jajaja, tú no cambias, siempre hablando en verso.

Pues esta vez no tengo ni puñetera idea de qué estás hablando, pero vamos, que como te decía en un comentario en mi blog lo importante es tomar una decisión, y tirar 'palante'.

Sue dijo...

Efectivamente, eso es lo que he hecho y a sabiendas de las consecuencias...y así me he quedado con una cara de tonta!! Pero peor era seguir como estaba.

Judith dijo...

¡Hola!
Los que no conocemos de que va la historia nos quedamos con los mensajes y la belleza de las palabras... me gusta la actitud de "a lo hecho, pecho"
Un abrazo des de Girona

Sue dijo...

Hola Judith!

Efectivamente uno tiene que ser consecuente con sus decisiones, no hay de otra!.

Gracias por tu comentario. Saludos!