lunes, 28 de septiembre de 2009

Que camino elegir

La mayor parte del tiempo la pasamos pensando en esto, en aquello y en lo de más allá y en las posibles mejores soluciones para cada uno de los pensamientos, correspondiéndose éstos a situaciones trascendentales de tu vida.
No hace mucho, una persona, en relación a esto, me escribió: 'A veces es bueno dar un paso hacia atrás que sirve para tomar impulso hacia delante'.

No le quito razón y aunque, la mayoría de las veces, quieres ponerte el mundo por montera y tirar 'hacia delante' introduciendo cambios en tu vida, la incertidumbre se apodera de tí y decides no arriesgar y quedarte como estás.
Tal vez sea una actitud contraproducente, tal vez demasiado prudente, no lo sé, porque nada ni nadie nos puede garantizar que es lo más adecuado para cada situación y para cada momento.

9 comentarios:

José M dijo...

puf ya te digo, a mi cada vez que tengo que elegir entre dos cosas me dan las siete cosas jajaajaja, total para siempre acabar equivocándome :(

José Amorós dijo...

Hace algún tiempo, en uno de mis cursos, tenía una alumna que se equivocaba mucho con los ejercicios, y siempre tenía que ir corrigiéndole los errores.

Una vez me preguntó, ¿es que tú no te equivocas nunca?, y le respondí sin pensar, yo no me equivoco nunca.
Desde ese mismo momento, la clase, que oyó lo que contesté, estuvo al quite, esperando a la mínima oportunidad echarme en cara mi respuesta.
Juro que intenté por todas, que nadie me pudiera encontrar un solo fallo.

Pero al día siguiente, me retrasé cinco minutos en llegar a clase. Nada más entrar al aula, me recordaron mi tardanza, como si de un error 'gravísimo' se tratara.

Así que les dije: "disculpad, pero sois vosotros los que os habeis equivocado, hoy la clase empezaba cinco minutos más tarde".


Lo cierto es que si pudiera ir hacia atrás y cambiar todos los errores y equivocaciones del camino que he cometido en mi vida, tendría ahora prácticamente cuatro años de vida, que fue cuando le abrí la cabeza a mi hermana con una escopeta de juguete.

Aunque seguramente, volvería a cometer los mismos errores, u otros por el estilo. Así que con lo que me quedo yo es que "de los errores se aprende" y los necesitamos. aunque también es cierto, que siempre he dicho que se aprende más de los aciertos.


saludos.
jc.

Sue dijo...

Es muy cierto que de los errores se aprende, pero hay situaciones en las que no te puedes permitir el lujo de cometer ni el más mínimo fallo. Te pondré un ejemplo llevado al extremo para que te puedas hacer una ligera idea. Imagina que tienes un explosivo en tus manos a punto de estallar, hay dos cablecitos uno azul y otro rojo, cortando uno de los dos el artefacto se desactivará, pero si te equivocas las consecuencias serán fatales. Por cuál te decides sabiendo que tu vida depende de ello? Está complicado verdad?

José M dijo...

no es complicado, cortas sin pensar y arreglado, total si no cortas ninguno vas a salir perdiendo de todas formas, asi que ... jeje

Sue dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Amorós dijo...

Vaya Sue, esto es un acertijo?. Bueno, tal y como comentaba antes, si cortas y te equivocas ya nada importa. Y si cortas y aciertas, yo tenía razón, de los aciertos se aprende más que de los errores.

saludos.
jc

Sue dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kike Juárez dijo...

Normalemente siempre sirven de algo los errores que cometemos, aunque tardemos en darnos cuenta, como bien dice Jose A., de los errores se aprende y mucho. Yo siempre digo, "mas vale arrepentirse de lo que uno ha hecho, que de lo que ha dejado de hacer..."

Sue dijo...

Parece que a esto podríamos llamarlo 'Mayoría aplastante'. Tenéis razón todos! Pero me gustaría ver si lleváis a la práctica toda esta teoría...