lunes, 9 de noviembre de 2009

Estados de ánimo

Es un poder tiránico el estado de ánimo

Hoy me he levantado 'depre' de la cama. Mi mente y mi cuerpo estaban de lunes esta mañana. Es increíble lo que nos afecta e influye nuestro estado anímico. Si estás en horas bajas hace que todo te vaya mal y si estás contenta parece que todo va sobre ruedas. Y eso se nota hasta en lo postural.

Me inquieta esa conexión mente-cuerpo que hace que los pensamientos y las emociones se expresen con nuestro cuerpo, con nuestra cara, lo que hace que seamos como un 'libro abierto' para los demás, que una persona con tan solo mirarnos pueda deducir que es lo que nos ocurre.

Pero lo más sorprendente de todo, es que la mente también tiene la capacidad de cambiar de un estado a otro de forma inmediata y cuando eso sucede, todo alrededor también cambia. La mente guía al cuerpo y éste la sigue. Ya que las emociones se pueden inducir recordándolas, es decir, podemos volver a sentir miedo recordando una situación de peligro, odio evocando a alguien que nos ha dañado y alegría recordando un momento feliz. Y es que la complejidad/simplicidad del cuerpo humano es fascinante!!

9 comentarios:

José M dijo...

ay que bien que lo explicas jeje

Sue dijo...

Gracias!! jajaja

José M dijo...

no hay de qué :P

José Amorós dijo...

Que buena entrada. Sabes expresar mmuy bien lo que que quieres decir.

Algunas veces, levantarse de la cama con un estado emocional no deseado, es algo que puede ocurrir sin más. Seguro que a día de hoy ya es agua pasada y tu estado de ánimo se ha recuperado.

Recuerda que la mente tambien es capaz de controlar y cambiar los estados de ánimo.

un saludo.
josecarlos

Sue dijo...

Gracias!

Si claro, la 'depre' matinal de principio de semana ya ha pasado. Aunque no es necesario que sea lunes para 'estar de lunes', es una expresión que utilizo bastante para decir que no estoy para nada, con independencia del día que sea.

Saludos!

José M dijo...

entonces quieres decir que estás de lunes toda la semana, no?

Sue dijo...

Jajaja, no, quiere decir que podría 'estar de lunes' toda la semana (pero espero que no!).

Kike Juárez dijo...

Hija mía, que dominio del lexico, estoy de acuerdo con los compis, que bien te explicas.
Ya casi estamos de viernes y espero que tu estado de ánimo haya cambiado y por supuesto, para bien, por mi parte he de decirte que a mi me pasa, pero con los domingos. Los domingos para mí, son dias que necesito estar muy ocupado haciendo cosas, (deporte, quedar con los amigos, ir al cine, salir a cenar, etc.) en fín, lo que sea menos estar en casa. No me gustan nada esos domingos gandules de sofá, y ahora con el invierno es muy típico,(bueno como excepción, un domingo de lluvia, buena peli, palomitas, sofá cómodo y buena compañía femenina, ejem! así la cosa cambia...je,je,je) pero por lo general, si estoy solo en casa, me entra la "depresion dominguera", me pasa desde bien pequeño, es una sensación de aburrimiento, perdida de tiempo, desánimo, tristeza... en fin, un cumulo de sensaciones, que me hacen estar completamente chof, por lo tanto, necesito domingos hiperactivos, como pronto, hay que llegar a casa a las 00:00hr.
Un saludo.

Sue dijo...

Ya me conozco yo esas 'depres domingueras'!!!

Doy fe...