jueves, 17 de diciembre de 2009

Crisis? Qué crisis?

Parece que en este país estamos en crisis, sí en crisis, pero no en una simple crisis, no, sino en una pero de las gordas!!.
No hay dinero absolutamente para nada. No hay para pagar la letra del coche, de la hipotéca, para comprarle unas zapatillas nuevas a los niños, para salir a comer o cenar. Vamos, hay gente que hasta dice no tener dinero ni para comprar el pan y otros que lloran porque se ven obligados a hacer el pino puente para poder llegar a fin de mes. Y no lo dudo, no es por frivolizar con el tema, que yo tambien sufro y padezco las consecuencias de esta crisis, pero es que ayer... ayer vi la otra cara de la moneda.

Resulta que no hay dinero para nada, pero ojo, para nada menos para lotería, concretamente para el sorteo de Navidad. Ayer estuve una hora de reloj con todos sus minutos y todos sus segundos enganchada al teléfono, llamando a las 24 administraciones de lotería repartidas por toda la geografía española para dar con el número que busco. Llamé a Murcia, Madrid, Barcelona, Sevilla, Valladolid, Jaen, A Coruña, Oviedo, Tenerife, Valencia, Vizcaya,...así hasta completar las veinticuatro. El teléfono de la administración de Doña Manolita de Madrid no dejó de comunicar en toda la tarde, o sea, que fue imposible contactar con ella. En todas las demás me salían con lo mismo:
- Ay no nena, te has esperado mucho, ese número hace meses que se nos agotó!

Y claro, todo mi gozo en un pozo!! Me he quedado sin el décimo que buscaba. Por suerte lo he conseguido para el Niño, pero que iba a saber yo esto, al contrario, estaba confiadísima que con el tema de la crisis dar con ese o con cualquier otro número no sería toda una odisea, pero nada más lejos de la realidad. Ilusa de mí!

Así que algo tendré que sacar de todo esto, aparte de un mosqueo monumental y de confirmar que a los españoles nos van más los juegos de azar que a un tonto un palote, no os parece?
Pues una sola cosa, y es que creo que a la mayoría de españoles que se ven obligados a sobrellevar las consecuencias de esta tremenda crisis como buenamente pueden, son capaces de sacrificar 20 euros de la economía familiar para invertirlos en algo que se traduce en probabilidades, es decir, en una posibilidad entre un millón para aferrarse a ese rayito de luz que es lo que les/nos hace mantener la ilusión en tiempos tan difíciles.



Que la suerte nos acompañe!!

5 comentarios:

Kike Juárez dijo...

Que razón tienes amiga, yo no soy habitual de las loterias ni de los juegos de azar, pero sin embargo este año tengo 3 o 4 décimos y sinceramente me duele muchísimo esos 80 euros invertidos, pero claro, de alguna manera te arrastran a ello. En el trabajo compran todos y te ofrecen, los amigos proponen comprar, en el gimnasio todos llevan un nº, en la cafeteria donde desayunas todos los dias, allí esta colgado y ya te sabes hasta el nº harto de verlo, en la panaderia donde compras el pan, etc, etc... y claro dices, coño! y si toca?? la cara de gilipollas que se me va a quedar y al final picamos, aún no pudiendo... Quedemonos con la ilusión, que dicen que de ilusión tambien se vive.

José Amorós dijo...

Creo que tienes razón kike, llega un momento que es imposible no comprar, todos te restriegan el número por la jeta, mientras te insinuan, ¿y si toca y no compras?. Al final picas.

Hay que tener en cuenta que el incremento de compra de lotería es inversamente proporcional a las expectativas de futuro. Precisamente en crisis, lo único que le queda a la gente es la tentación de la suerte, todos acabamos pensando 'con la mala suerte de que he tenido este año, la loteria me toca seguro'. Lo malo es que si esa lógica fuera cierta, nos tocaba a todos.

saludos.
jc.

Sue dijo...

Efectivamente, por un lado o por otro terminamos comprando más lotería de lo que teníamos previsto inicialmente con la esperanza de 'coger' un pellizquito.
Luego no te toca, la cara de gil... se te pone igual y lo único que has conseguido es un agujero en el bolsillo x el dineral invertido en meras probabilidades!

Y una reflexión en voz alta, por qué nos empeñamos en gastar 20 € en un décimo con el que puedes ganar como máx. 300.000 €, si durante el resto año por menos dinero te puede tocar más con la primitiva, euromillón, bonoloto,...? es que en Navidad no vemos la proporcionalidad de las cosas?? (mira otra cosa más para alimentar vuestro espíritu antinavidadeño!!).

Saludos a los dos!

Kike Juárez dijo...

Pero lo que mas rabia me da de todo, es cuando nos excedemos y decimos "Es que es Navidad..", pero coño!! y que? Necesitamos autoexcusarnos para sentirnos mejor, porque si lo mismo lo hacemos el resto del año, nos sentimos tremendamente culpables al ver que te has gastado gran parte del sueldo o que te has pegado el atracon y al subir a la bascula pesas 3 o 4 kg mas, entonces es cuando vienen los propósitos del año nuevo, ahí ya prefiero no entrar... ja,ja, Sue, a cuatro dias de Nochebuena, no consigo despertar mi espiritu Navideño.
Un saludo.
K.J.

Sue dijo...

Amigo mío, algo voy a tener que hacer contigo! aunque reconozco que llevas razón con lo que comentas de los excesos, parece que todo está justificado por ser la época que és, pero bueno, ya sabes eso de 'Una vez al año no hace daño' verdad?? pues te pillé, desmontado queda tu argumento.
Así que deja de seguir buscándole las tres patas al gato y 'Carpe Diem' disfruta el momento y disfruta de tu juventud pájaro!!!! Tú no sabes que la navidad no es una fecha sino una actitud? pues aplícate el cuento! (Y no me digas eso de: Le dijo la sartén al cazo, que te veo venir).

Que te quedan dos días para irte de holidays!!!(mira otra cosa buena de las Xristmas, ve sumando!)

Besos, Sue