martes, 21 de abril de 2009

14 días y tres batidos de chocolate más tarde...


Pensaba que mi fuente de inspiración estaba agotada pero catorce días y tres batidos de chocolate más tarde, caigo en la cuenta de que la que realmente está cansada soy yo.
Es agotador estar haciendo balance de tu vida contínuamente, que has hecho, que no has hecho y todo lo que todavía te queda por hacer...
Dios mío necesito 8 vidas más!!!

A esta cabecita pensante mía debería mandarla temporalmente de vacaciones y que se desestrese en un rinconcito paradisíaco.

Supongo que debe ser la edad, rozando la treintena una piensa: 'Alto, qué pasa aquí!!'. Hacia donde voy?
Y efectivamente vuelvo a caer en la cuenta de que el futuro es incierto y muchas veces se da algún que otro giro de tuerca inesperado que hace que tengas que volver a resetear el sistema y otra vez vuelta a empezar...!!!

2 comentarios:

José Amorós dijo...

Todos hemos pasado alguna vez en la vida por una pequeña "crisis creativa" que no sabemos como afrontar.
En ocasiones, en esto de vivir la vida, nos hace falta un respiro. Soltar la 'cotidianeidad' unos días y relajarnos un poquito para volver de nuevo con más ganas e ideas renovadas.

saludos sue

Sue dijo...

No sé si unos días serán suficientes para mí!!!